Comenzar a correr y no hacerlo por moda.

En 1994 y dirigida por Robert Zemeckis, se estrenó Forrest Gump, una historia sobre un nativo de Alabama (Tom Hanks), que sufre un leve retraso mental y motor. Ello no le impide ser testigo privilegiado de algunos de los acontecimientos más importantes de su época en Estados Unidos. En una de las escenas, Forrest (que es sólo un adolescente) es atacado con piedras por unos chicos de su barrio, (Forrest lleva un mecanismo en las piernas y espalda para corregir su postura, por lo que va rígido y apenas puede doblar las rodillas). Jenny, su amiga, le dice: “Corre Forrest corre”. Él intenta correr mientras sus perseguidores van en bicicleta. Tras unos metros, las piezas de los mecanismos de sus piernas empiezan a desprenderse y toma velocidad, tanta que sus perseguidores no pueden alcanzarlo. Como decía Forrest: “Desde aquel día, iba siempre corriendo”

Y es que en el fondo correr va de eso, de superar adversidades y descubrir un mundo desconocido.


Asi que… ¿por qué corremos??


Comenzaré hablando de mí, del chico que siempre había hecho deporte, futbol y basket.

Se me dan bien los deportes, pero nunca había corrido mas de 2 o 3 km seguidos, me daba pereza, no le veía sentido.

Y así, entre futbol y basket con amigos nos plantamos con 28 años. Novia, trabajo estable, perro, casa, coche… vamos lo establecido, lo normal. Y durante un tiempo estaba muy bien, pero la vida es una rueda que gira y gira… y giró.

El trabajo no me motivaba y la relación con mi pareja empezaba a romperse, en esos momentos comencé a correr.

Empecé a correr para escapar… huyendo de personas, sentimientos y decepciones.

Corría al llegar del trabajo, de noche, a medio día y por la mañana.

Con frío y calor. Corría llorando y riendo.

Corría sin tiempos ni marcas, todo lo marcaba el corazón, pum, pum, pum, pum, y la cabeza, la cabeza ordenaba, gestionaba y disfrutaba del nuevo mundo que estaba descubriendo.


Correr era mi terapia.
Correr se convirtió en una droga.
Correr hizo más fuerte mi mente y mi corazón.
Puede que demasiado.
Puede que invulnerable.
Infranqueable.
Correr me edificó por dentro.
Correr hizo que una parte del niño que llevamos dentro se quedara atrás.
Supongo que me hice mayor…
Entonces dejé de huir y empece a perseguir…

“Cuando una puerta se cierra otra se abre” o al menos eso dicen…

De esa etapa de mi vida queda una persona especial y mi perro Lolo.

Lo demás se fué, trabajo, coche, casa. Todo material, sustituible.

Y es ahi donde aparece @lazaro_levantateycorre.


¿Qué necesitamos para empezar a correr?

Amigo/a que vas a empezar a correr, estas de enhorabuena, la felicidad está a la vuelta de la esquina. Y os envidio, por que vais a descubrir algo hermoso. Para los que ya estáis en este mundo, hacer un ejercicio de memoria, de cuando empezasteis, seguro que sacáis una sonrisa.

Hoy en día es muy fácil ponerse a correr. Existen grupos de running, tenemos muchas zonas donde correr y todos tenemos un amigo/ que corre y poder ir con él o ella.

¿Pero por qué no empezamos? ¿Qué miedos tenemos? El primer paso siempre es el más difícil, tenemos miedo a no lograrlo, a que nos miren mal, a que se rían de nosotros, sí, la burla. Mucha gente (incluso algunos que corren) tienen “vergüenza”.

Me han llegado a decir: “¿Vas así vestido en el tranvía? “

Son nuestros propios prejuicios los que nos ponen barreras.

El compañerismo y aliento de correr en equipo es único, enorme y motivador.


Amigo principiante, tienes todo para ganar. Notarás cambios en tu cuerpo, y dolerán zonas que antes no sabias que podían doler, pero merecerá la pena.


Correr sólo es una opción y es bueno experimentarlo, aunque al principio la lucha con tu cabeza será apoteósica y en los primeros días ella ganará. Nos dirá que paremos, que no vale la pena. Luchar sólo contra eso es difícil. Pero se puede ganar la batalla.


Correr con otra persona sin forzar el ritmo de ninguno de los dos es otra buena opción. Los dos corredores se apoyan y uno tira del otro.


Motivación

Esto es algo muy personal, pero tiene que haber algo que te mueva. Por pequeño que sea, en los momentos en los que quieras dejarlo, pensar en ello te hará continuar.

Hacemos las cosas por sentimientos, nos mueve la pasión, en cualquier ámbito. Es ahí donde debes buscar esa motivación. Hazlo por ti, por un familiar, una novia o por tu perro, pero hazlo.


Busca objetivos alcanzables a corto plazo

Una pequeña carrera en tu ciudad con tu grupo de running o amigos es suficiente. Apúntate sin pensarlo mucho, esto hará que salgas a correr y tener un objetivo cercano.

Una carrera cada dos meses es más que suficiente, te mantendrá alerta y no dejará que dejes de correr, actualmente hay cientos de carreras que seguro podrás disfrutar en tu ciudad o alrededores.


Música

Qué sería de nosotros sin la música. En algunas ocasiones puede ayudar mucho a no pensar. Nos mantiene distraídos y con ritmos constantes. Haz tu lista de música, la que te guste a ti, da igual rock, pop, heavy o música clásica. Todo vale si a ti te vale.

Os dejo unas lineas de Run boy run, de Woodkid, la cual me pone palote cuando corro.

Run boy run! This world is not made for you                        Corre chico corre! Este mundo no esta hecho para ti

Run boy run! They´re trying to catch you                             Corre chico corre! Ellos tratan de atraparte

Run boy run! Running is a victory                                      Corre chico corre! Correr es una victoria

Run boy run! Beauty lays behind the hills                            Corre chico corre! La belleza está detrás de las colinas


10 Trucos para salir a correr.

1- Sal a correr, sólo o con amigos, y experimenta la sensación de correr. Simplemente por disfrutar. No te agobies si solo llegas dos calles mas allá. Pero se constante, poco a poco llegarás más lejos.

2- Busca un grupo que salga a correr por tu zona y únete a ellos, verás que rápido mejoras.

3- Si tienes twiter, tuitea: Me voy a correr… y etiqueta a tus amigos… tendrás que salir sí o sí.

4- Si eres mas de Facebook o Instagram sube la foto corriendo y recibe likes!!!

5- Si has tenido un mal día en el trabajo, soluciónalo mientras corres.

6- Dale al play y escucha la lista de Spotify << Levántate y corre by Sergio>>

7- Sal a correr y ligar… y si ya tienes pareja llévatela, si conseguís correr juntos será genial!!!

8- Sal a investigar y explorar zonas que no conocías de tu ciudad.

9- Si te lo puedes permitir ponte premios. Que tu esfuerzo tenga recompensa.

10- Importante: el premio no puede ser una noche de copas o 3 pasteles de postre…


NUNCA ES TARDE

El maestro hindú Fauja Singh es un ejemplo de vida. ÉL empezó a correr a los ochenta y seis años y sus logros son asombrosos: corrió 42km en 6 horas y 54 minutos; a los noventa y dos años bajó el tiempo a 5 horas y 40 minutos.

En 2013 terminó el Maratón de Toronto (Canadá) en poco más de 8 horas. A su llegada lo esperaban numerosos periodistas de todo el mundo, no es frecuente que alguien corra 42 km a los cien años, record mundial en su categoría. Cuando le pusieron la medalla de finisher dijo las siguientes palabras: “Imposible… no significa nada”

CONTACTA

CONTACTO@SOYBARBUDO.COM
TELÉFONO 644 65 00 55
REDES SOCIALES
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

©2020 SOY BARBUDO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

AVISO DE PRIVACIDAD
POLÍTICA DE COOCKIES
AVISO LEGAL
SITEMAP
PUBLICIDAD
SUSCRÍBETE