Mujeres y barberas: Erika Vera // Entrevista


¿POR QUÉ BARBERA?

¿Y por qué no? Lo se... Es muy gallego esto de responder con preguntas. Pues la verdad es que desde que me inicie como peluquera, tenía unos 17 años, siempre me entendí mejor con los chicos... Con las señoras era como si me hablasen en otro idioma! (hacia atrás, pero de lado y sin raya), y cuando era pequeña, mi padre me llevaba alguna vez con él a la barbería y me fascinaba aquel pequeño espacio, la navaja..., la brocha... ¡Era tan diferente!

Llegó un momento de mi vida en el que decidí que algún día tendría mi propia empresa, y tras haber visto barberías muy chulas en reportajes de Estados Unidos, me dije: ¿y por qué no me voy a formar por el mundo adelante y vuelvo a Vigo a abrir una de estas barberías tan chulas?

Cuando me llegó la oportunidad... ¡pues a por ella me lancé! Y es de las mejores decisiones que tomé en mi vida. Con más de 30 años y ser aprendiz de nuevo... ¡fue una experiencia maravillosa! Y abrir un sueño que se gestó durante tantos años... Es que no se puede describir!


FIGURA DE LA MUJER EN EL MUNDO DE LA BARBERÍA

Las mujeres llevan muchíííísimos años en la barbería. La primera barbera que pudo licenciarse en Estados Unidos lo hizo en los años 50, pero eso no significa que no estuvieran antes... simplemente que no se las dejaba licenciarse.

Yo no tuve ninguna referencia femenina en la barbería hasta que me metí en el oficio; ahí conocí a mujeres maravillosas como a las barberas de Sevilla o a Tamar Losantos, entre otras muchas; y me han fascinado sus historias y lo duro que resultaba ser barbera en España antes de que este resurgir nos lo pusiera infinitamente más fácil. Quizás por eso me alejó tanto de todo el movimiento que indica que somos diferentes, en inglés barber es unisex y al principio utilizaba lo de Lady Barber... Dejé de hacerlo cuando me di cuenta de que no quería un trato preferente o que se me diferenciase de mis compañe- ros. Soy una persona más dentro de un equipo y ser mujer no me hace ni más sensible, ni más delicada que un hombre (es más..., suelo ser bastante vigorosa trabajando; Iván es infinitamente más delicado que yo por ejemplo).

El machismo es endémico y hemos ido evolucionando con las décadaa, pero ha dejado huella y aún hay mucho que trabajar. En mi caso no lo tuve muy fácil al principio. En Holanda la barbería más famosa tiene un cartel en su puerta «puedes pasar con tu perro, pero a tu mujer déjala fuera» (literal y presumiendo de hacerlo efectivo); así que mucha predisposición no encontré. Pero si trabajas y demuestras que puedes encajar en el ambiente de la barbería donde quieres trabajar, al final lo consigues.

Sé que a día de hoy somos muchííísimas más y me alegro mucho cada vez que veo a una compañera ejerciendo.



EXPERIENCIA VIVIDA Y RETOS Y SUEÑOS POR CUMPLIR COMO MUJER Y COMO PROFESIONAL

Pues no me queda mucho para cumplir 40 años... Ya estoy en el ecuador de mi vida (con un poco de suerte), y acercarme a este cambio de década me hace pensar en muchas cosas en las que no había pensado, como por ejemplo: como voy a manteNerme cuando llegue el momento. Jajajajaja.

Me considero una persona llena de proyectos. ¡Mi mente no para! ¡La gran mayoría no llegan a salir de mis libretas de proyectos! Pero me encantaría seguir disfrutando de gestionar Shave The Sailor, de criar a mi hijo, de trabajar con mis clientes... y he retomado mi parte más artística con la ilustración y la escritura (que se habían quedado atrás por el ajetreo de mi vida) quiero poder terminar un par de libros que tengo en el tintero y llegar a editar los cuentos que le he ido escribiendo a Aiden en estos años. ¡Me faltan horas en el día!

CONTACTA

CONTACTO@SOYBARBUDO.COM
TELÉFONO 644 65 00 55
REDES SOCIALES
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
AVISO DE PRIVACIDAD
POLÍTICA DE COOCKIES
AVISO LEGAL
SITEMAP
PUBLICIDAD
SUSCRÍBETE

©2021 SOY BARBUDO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS