PARABENOS, SULFATOS Y SILICONAS¿MITO O REALIDAD?


Los parabenos son sustancias químicas utilizadas en la formulación de alimentos envasados, farmacia y cosmética mayoritariamente que sirven para prolongar la vida y la estabilidad de una sustancia y evitar la proliferación de hongos o bacterias en el producto. Su uso está permitido siempre dentro de unos límites e incluye las formas metil-, etil-, propil- y butilparaben. Los parabenos están presentes también en la naturaleza ya que hay frutas que los producen de forma natural para cuidar su capa exterior. En los últimos años se está estudiando si tienen un efecto negativo para la salud ya que se están describiendo cada vez más casos de sensibilización a estas sustancias, llegando incluso a dermatitis alérgica por contacto. Junto con los parabenos hay otro grupo de sustancias de las que también estamos oyendo hablar mucho estos últimos meses: los sulfatos y las siliconas.


Los sulfatos pertenecen a la familia de los surfactantes y están presentes en los geles y los champús, y básicamente en cualquier cosa que tenga que hacer espuma. Básicamente esa es su labor junto con la de la limpieza. Al entrar en contacto con el agua forman unas micelas encargadas de arrastrar la suciedad del cabello o la piel. Si un producto elimina de su formulación los sulfatos deben de ser sustituidos por otro agente limpiador diferente. Se están dejando de utilizar porque se cree que irritan la piel y el cuero cabelludo aunque si no tienes alergia deberías utilizar cantidades ingentes de sulfatos varias veces al día para notar algo.


Las siliconas se utilizan sobre todo en champús y acondicionadores tanto para cabello como para barba. Cubren el cabello o el vello para que este luzca más brillante y pulido dando así un aspecto más sano y brillante y haciendo que haya un menor daño de la fibra capilar ante agentes externos diarios.

Debido a la tendencia de querer cuidarnos cada vez más somos más rigurosos con lo que comemos y lo que utilizamos. Esto nos lleva a una mayor proliferación de nuevos productos que eliminan estas sustancias posiblemente dañinas o las sustituyen por otras con menos riesgos para la salud.

Si bien es cierto que en los fármacos no podemos hacer nada, si que estamos más atentos a que nuestra comida sea cada vez más sana, más fresca y a ser posible no envasada. Nuestros hábitos de vida están cambiando y con ellos nuestros hábitos de consumo. Queremos un producto cada vez más ecológico y menos procesado, por lo tanto más natural.

La cosmética es un campo muy amplio y que utilizamos hasta sin darnos cuenta. Puedes creer que no usas cosméticos porque no te echas crema facial (mal, muy mal) pero usas a diario geles, champús, espumas de afeitar, after shave y muchos más productos dentro y fuera de casa. Con esta tendencia hacia lo healthy hay unos productos que pisan con cada vez más fuerza: la cosmética natural.


¿Utilizar cosmética natural o comercial?

Este dilema lo tenemos casi todos nosotros todo el tiempo. ¿Renunciar a años de investigación y desarrollo cosmético? ¿Los productos naturales no dan alergia? ¿Hay que reducir al máximo la lista de ingredientes de un producto y saber que son todos ellos? Debido a la aversión que estamos desarrollando a la palabra ‘conservante’ está aumentando entre la sociedad el consumo de cosmética natural. La cosmética comercial utiliza más químicos procesados y si eliminan los conservantes que ahora denominamos dañinos los sustituirán por otros para alargar la vida del producto envasado y por lo tanto su calidad hasta que lo agotemos. Químico no significa malo ni natural bueno. Hay muchas sustancias naturales muy tóxicas y perjudiciales para la salud. Pero si en algo estamos de acuerdo es que siempre será mejor utilizar algo menos procesado y natural para nuestro organismo. La cosmética natural nos puede ofrecer los mismos o mejores resultados en nuestra piel y cabello utilizando ceras, aceites o extractos de plantas o frutas y por lo tanto siendo más ecológicos.

Utilizando productos naturales no solo ayudamos al medio ambiente sino también a la pequeña empresa ya que la mayoría de productos naturales que podemos encontrar en el mercado o en nuestra barbería de confianza se realizan de manera artesanal, cuidando al máximo el producto y sus características. Con una producción mucho menor a las marcas más comerciales se realiza un producto de mejor calidad y más exclusivo, sin siliconas que no se pueden procesar en las plantas potabilizadoras ni micro plásticos que llegan al mar y más tarde nos comemos ocultos en nuestro pescado favorito.


Texto: Santiago Fernández



CONTACTA

CONTACTO@SOYBARBUDO.COM
TELÉFONO 644 65 00 55
REDES SOCIALES
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle

©2020 SOY BARBUDO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

AVISO DE PRIVACIDAD
POLÍTICA DE COOCKIES
AVISO LEGAL
SITEMAP
PUBLICIDAD
SUSCRÍBETE