top of page

JUAN VALDIVIA - "Confesiones de un barbero"



Juan Valdivia, es un prestigioso barbero dentro de nuestra comunidad, que tiene tras de sí más de 30 años de experiencia en el sector, con su barbería Juan Valdivia, situada en Priego de Córdoba. Además es formador de Beardburys de las técnicas más demandadas del mercado. A sus puertas acuden todo tipo de clientes, aunque prevalece el hombre exigente, con ideas claras, que sabe lo que quiere, y busca un estilo propio, que requiere las técnicas más vanguardistas de corte y peinado, bajo un asesoramiento personalizado. Además, el ambiente de su barbería no deja indiferente a nadie, que se encontrará como ‘en casa’, con buen ambiente, música, y por supuesto, diversión y charla.


¿Cómo empezaste en el mundo de la barbería?


Mis comienzos fueron realmente lo que en aquel momento había. A los 13 años, viajé a Granada a una barbería local y allí ejercí como aprendiz durante varios años. Antiguamente no era como ahora, la posibilidad de formarte era solamente en Peluquería de señora, y yo estuve como ‘novato’, cociendo el conocimiento de la barbería clásica a fuego lento.


¿Cómo defines tu barbería?


Si tuviera que definir mi barbería, sería una barbería clásica. Aunque realmente creo que tanto la decoración, como el ambiente, la música y demás, reflejan mucho el sentir y la idea que yo tengo sobre lo que es la profesión de la barbería y la peluquería de caballero. Es verdad que tampoco tenemos miedo a crecer y convivir con las nuevas tendencias porque realmente es una barbería comercial, una barbería que en un momento dado, como ya he dicho antes, no tiene miedo a trabajar tanto en un lado de la moda como en otro, pero si tuviera que definirla con palabras sería barbería clásica fiel reflejo de los profesionales que allí trabajan.


¿Tienes algún referente con el que te gustaría trabajar del sector?


Sí, muchos. Realmente son muchos los compañeros que admiro, y aplaudo su trabajo día a día porque tienen un concepto de la barbería masculina que yo comparto. Son muchos los referentes, tanto conocidos como no tan conocidos, barberos que trabajan en silencio día a día en sus peluquerías, o sus barberías en toda España, y en toda Europa, que cuando he viajado he podido conocer y para mí son profesionales dignos de admirar.


¿Cuál crees que será el corte tendencia para este próximo año 2024?


Bajo mi punto de vista, creo que la tendencia este año en la peluquería masculina va a ser el cabello un poquito más largo, sin duda alguna. El fade no va a desaparecer, las barbas tampoco, aunque algo más cortas, y el bigote puede hacer acto de presencia y convivir con longitudes más largas. Añadir por otro lado el color. El color lleva ya tiempo dando fuerte en la peluquería masculina y creo que este año puede ser un gran boom.



¿Cuál es la técnica o campo de la barbería que te gustaría empezar a probar o aprender?


Para mí una tarea pendiente es crecer y adquirir conocimiento en el mundo del color masculino. Sin duda esa es la parte donde sí me gustaría crecer un poquito más este 2024.


¿Herramienta imprescindible? ¿Y producto?


Una tijera. En mi caso utilizo todas las tijeras de Beardburys, la que más, la takimura de 5’5 pulgadas. Y como producto imprescindible, cualquiera que sea capaz, junto con mis conocimientos y mis manos, de realizar un Styling perfecto. En este caso, la cera y las pomadas de Beardburys.


¿Qué imprescindibles debe tener una marca para incluirla en tu barbería?


Una buena línea de herramientas y máquinas, tratamientos capilares personalizados, y por supuesto, una buena línea de productos para afeitado y barba.


¿Dónde te ves en un futuro con la barbería? ¿Cuál es tu objetivo a largo plazo?


Buena pregunta. Me encanta el día a día de mi barbería, aunque no me pongo límites. Soy una persona a la que le gusta viajar, conocer otras culturas, otras formas de entender la barbería y la peluquería en otros países… Tengo algún sueño pendiente sobre alguna manera de poder enfocarlo. Como objetivo, estoy abierto a todo. Amo la profesión y estar en contacto con la peluquería y la barbería me hace feliz. Ese hoy por hoy es mi objetivo principal, seguir siendo feliz haciendo lo que hago.


¿Qué mejorarías en el sector? ¿Cuál es la parte negativa que no ven los clientes de la barbería?


Mejoraría sin duda alguna la integración en el sector laboral de todas las personas que salen de las academias. Están bien formados, pero con poca práctica y experiencia, y para mí sería obligatorio que a la hora de abrir su propio negocio, tuvieran un tiempo de trabajo como empleados para poder desarrollar conocimientos y poder crecer como profesionales. La parte negativa que no ven los clientes son las horas de trabajo, el cansancio físico y sobre todo el cansancio mental. Muchas veces se le da importancia al dolor de espalda, o el dolor de piernas, pero yo haría especial hincapié en el cansancio psicológico que llevamos a casa los profesionales.


Llevas muchos años en Beardburys, ¿qué es lo que más te gusta de la marca?


Son muchas las cosas que me gustan de Beardburys. Me gusta la cercanía como marca, que te escuchan como profesional, y sobre todo el amplio portfolio, con más de 100 referencias que nos ayudan en nuestro día a día, y en nuestros negocios.


También repites año siendo jurado de los Premios Soybarbudo, ¿qué es lo mejor de estos Premios? ¿Qué aprendizajes te llevas para casa?


Lo mejor, la unión que hay en el sector. Es difícil que un sector laboral se una como está unido hoy por hoy el nuestro. La gente joven viene apretando fuerte, hay muy buenos profesionales que están creciendo día a día, y en un futuro la barbería y la peluquería masculina en España a va a dar que hablar más allá de nuestras fronteras.


“Mi eslogan siempre es lo clásico perdura, pero lo atrevido destaca”



Dulce o Salado Salado.

Soy muy de salado, pero también tengo que decir que a nadie le amarga un dulce.

Fútbol o Baloncesto.

Esto es como si te preguntan a quién quieres más, a mamá o a papá. Fútbol y baloncesto son mis dos pasiones, me gustan por igual.

Cerveza o Vino.

Cerveza para tapear con los amigos. Y vino en la mesa para una buena cena o para un buen almuerzo.

Qué prefieres peinar: Pelo rizado o pelo liso Pelo rizado. Me fascina el pelo rizado, suele ser un cabello que a la hora de trabajar, o de hacer un styling, queda muy natural.

Pelo largo o pelo corto.

Pelo largo, porque quizá es lo que menos hay entre caballeros.

Clásico o atrevido.

Mi eslogan siempre es lo clásico perdura, pero lo atrevido destaca.

¿Un destino de vacaciones?

La Toscana, en Italia.

Tres propósitos para año nuevo.

Seguir siendo feliz, estar al lado de mi familia y seguir contentando a mis clientes estando a su altura.

Comentarios


bottom of page